10 pautas para conciliar Familia y Trabajo sin morir en el intento

por | 26 Jul, 2019

¡Hola! Bienvenidos a todos y todas nuestros lectores.  

Hoy dedico mi TIP a aquellos papás o mamás que quieren seguir con su carrera profesional pero a su vez se encuentran con la tristeza de no tener tiempo que dedicar a su familia. También para embarazados que están a punto de ser papá o mamá y según su situación tienen ya claro y organizado cuándo será la incorporación al trabajo después de tener al bebé.

Constantemente vemos a personas exitosas en diferentes ámbitos y otras muchas queriendo conseguir este «éxito»… Podemos estar hablando de músicos, actores, famosos, coaches, bloggers, influencers, escritores, políticos, deportistas, empresarios,… normalmente asociamos éxito con fama y dinero. Pero ¿cuántos suicidios o fracasos conocemos de personas que han sido «exitosas» de cara al publico? ¿Es entonces ese tipo de éxito el que realmente queremos conseguir? ¿Todo vale para alcanzar metas, objetivos, ser reconocido, tener dinero, rangos, etc… lo que muchos llaman éxito?

Nosotros hemos perseguido el éxito profesional y juntos hemos conseguido muchos de los objetivos que nos hemos marcado, pero desde que llegó Chloé al mundo y hasta que Enzo ha cumplido 16 meses, nuestro proyecto aflojó muchísimo. A nosotros el marketing nos ha atraído siempre a los clientes y aunque Alejandro tomó el control de nuestro proyecto y alumnos, todo ese tiempo el blog, las redes, la web,… todo quedó a menos de medio gas, pues era la parte que yo gestionaba. La vida nos ha cambiado mucho, no conseguíamos hacer lo mismo que antes, no éramos igual de eficientes y eso a mí personalmente me frustraba. Trabajar el marketing de forma intermitente no funciona, trabajar los 2 en casa con los niños era un caos, dedicarle yo todo el tiempo a los niños me frustraba como profesional, no sabíamos cómo encontrar el equilibrio hasta que dimos con lo que ¡SI FUNCIONA! 

¡El Éxito Laboral contra la Conciliación Familiar!

El éxito actualmente lo relacionamos con una persona que profesionalmente tiene mucho trabajo, gana mucho dinero y tiene una familia con gran relación social. Pero también tenemos un ejemplo de éxito una mujer separada que es capaz de llevar a su familia y su trabajo. Otro ejemplo es un chico o chica que es educado y saca buenas notas. ¡Todos son ejemplos cara al público!

Ahora analicemos. ¿Cuántas de esas familias no están rotas por dentro? ¿cuántos niños sufren bullying y su familia lo desconoce? ¿Cuántos papás no se encuentran desesperados por dar a su familia una economía que sustente una calidad de vida que le está costando perder el amor de su familia? ¿Cuántas personas se dan cuenta en el hospital de lo que verdaderamente importa? ¿Cuántas personas tienen un concepto del éxito que implica lo profesional únicamente? ¿Cuántas personas con los años se dan cuenta de que lo verdaderamente importante no es la empresa o los trabajadores, sino la familia? ¿Cuántas personas no se dan cuenta tarde de esto? ¿Cuántas personas deciden defender una postura porque no saben hacerlo diferente? ¿Cuántas personas a día de hoy no querrían volver a cuando sus hijos eran pequeños y dedicarles más tiempo? ¿Cuántos ahora volviendo a cuando sus hijos pequeños, dejarían de oír a otros y cogerían más en brazos a sus hijos? ¿o harían colecho? ¿cuántas personas en este momento desearían estar con las personas que le han querido y le han demostrado amor incondicional?

Mientras NO tenemos hijos trabajamos con muchas ganas para tener un puesto alto, por ganar más que tus compañeros o amigos o tener una empresa potente. Ese es el éxito que buscamos. Incluso cuando vemos a familias en restaurantes o cuando estamos con amigos, tenemos un concepto muy diferente de cómo seremos cuando seamos padres… 

Cuando pasas a ser mamá o papá, ¡cambian tantas cosas! Vemos la vida de una forma muy diferente. Nos volvemos menos egoístas, más comprensivos, menos escrupulosos, damos menos importancia a las cosas que tienen solución… Después con el tiempo y conforme los hijos crecen, vamos recuperando cosas que echamos de menos, como ir al baño solos, darte una ducha o baño tranquila o tranquilo, tener tiempo para estar tirada o tirado en el sofá, salir al cine o a cenar en pareja,…

Ser mamá o papá cambia tu perspectiva de la vida. Hay muchas personas reacias a hacer cambios, pero aunque lo digan y se esfuercen por defender con garras y dientes (esto es el ego haciendo su trabajo con un millón de excusas racionales) tu estado cambia de niño a adulto, de soltero a casado, puede que las comidas que antes no te gustaban, un día te gusten, si no sabías un día hacer algo, otro día lo aprendes. Si rechazabas los besos, ahora de tu pareja te encantan,… son cambios que ocurren y son necesarios. Porque crecemos, porque evolucionamos, porque aprendemos, porque experimentamos cosas nuevas, porque nos revelamos a veces al cambio, pero al final, ACEPTAMOS todo lo que nos ocurre antes o después. Nos volvemos más comprensivos, empáticos, compasivos,…

El momento más difícil sobretodo para las mamás o los papás que llevan la mayor parte de la responsabilidad de los pequeños, es cuando le llega su necesidad por sentirse útil profesionalmente o seguir con su carrera profesional.

No confundas el éxito tal y como se pinta o se ve externamente. Dedica unos minutos a definir qué es éxito para ti y es ese éxito el que debes perseguir. Cuando sales de ese estado de “hibernación” por llamarlo de alguna forma, muy posiblemente te encuentres bajo de autoestima o inseguro por el tiempo que has pasado desconectada o desconectado. Ese será el primer punto a superar. Tu segundo reto es conseguir seguir siendo un profesional con horarios adaptados para conciliar.

Me he encontrado a mamis o papis que dicen, “yo llevaré a mi bebé a la guarde para poder incorporarme”. No quiero desprestigiar el trabajo que se hace en las guarderías, yo estoy contentísima con las cuidadoras de mis hijos. Llevar al pequeño/a a la guardería implica prescindir de dedicar tiempo a tu hijo/a justo en la etapa en la que más te necesitan. Los niños se adaptan, por supuesto. Pero ¿de verdad que necesitas hacerlo así?

Estamos habituados a ver y escuchar a padres decir que es la forma que tienen, pero en muy pocos casos es la única forma real de hacerlo. Esto es principalmente por estos motivos:

1- Los padres dan prioridad a la calidad de vida que mantienen con unos ingresos a los que se han adaptado tener

2- Los padres necesitan ser útiles profesionalmente y continuar su carrera profesional

3- En el trabajo no aceptan la reducción de jornada y sienten miedo de hacer un cambio de trabajo o profesión.

¿Cómo Conciliar Trabajo y Familia?

Ahora te vamos a explicar la importancia de la familia en tu vida y cómo puedes conciliar la vida familiar y laboral. Existen opciones para adaptarse a la nueva situación familiar y conocemos muchos casos de personas que han tomados acción para hacer esa adaptación:

1. Hacer un cambio de mentalidad. 

Cuando decides construir una familia, estás creciendo como persona y necesitas hacer cambios en tu vida. El primer cambio consiste en reorganizar tus prioridades. Desde que decidimos crear una familia con nuestra pareja, tu prioridad es tu familia, así que si tienes familia y no has cambiado tus prioridades, es el momento de hacerlo. Toda tu familia pasa a ser tu prioridad número uno. Cuando tenemos familia cambiamos la prioridad de tener éxito a toda costa o a cualquier precio. Hay que cambiar el paradigma. Porque si buscas el éxito a toda costa y tu idea es aparcar a tu familia, mientras cumples ese propósito, que sepas que estás poniendo en peligro a tu familia.

Si pones prioritario el trabajo, estás dejando a tu familia en segundo lugar. El tiempo va a pasar para todos, para tus hijos, para tus padres, para tu pareja,… y el tiempo tiene el inconveniente de que no se recupera. Los niños no vuelven a vivir su etapa de bebé o infancia y si tu pareja se enamora de otro/a estarás ganando dinero para pagar la diversión de otros. Si pones prioridad al éxito laboral y con dinero tratas de pagar el tiempo que no puedes dedicar a la familia, conseguirás cambiar el amor por dinero y al final solo querrán de ti tu dinero.

Tenemos experiencia ayudando a familias. La mayoría de nuestros clientes tienen el objetivo de dar el salto con su empresa a atraer clientes online o a emprender online y una de las primeras cosas que trabajamos es su situación personal actual. Una persona que quiere ampliar su trabajo no puede estar bajo presión en casa, necesita aliados. Cuando tu pareja y familia no te apoya en tu proyecto estás vendido y podemos predecir el futuro.

Nosotros «no estamos dispuestos a pagar el precio». El negocio o el trabajo debe servir a la familia y no al revés. El negocio puede decirse que es una pieza de plata y la familia es una pieza de diamante. Sería una tontería quitarle importancia al diamante para dárselo a la plata. De ahí viene el amor al dinero. Esto conlleva a un vacío continuo que las personas intentamos llenar con cosas materiales. Puedes tener ganas de un coche, te llenas cuando lo consigues pero después quieres otra cosa, no te termina de llenar. La familia por el contrario, si te llena, porque la vida te llena y te da vida, pero lo material no te da más vida, solo te satisface temporalmente.

2. Hacer cambios en la economía.

Existen algunas opciones para reducir los gastos al mínimo para que la mamá o el papá dedique atención a los pequeños reduciendo su jornada o dejando su trabajo (pidiendo una excedencia) y/o pidiendo el paro. Ahora te compartimos algunas ideas para bajar tus gastos.

+ Reducir en la luz. Apagando las luces que no se usen, poniendo bombillas de bajo consumo y si es posible, poner placas.

+ Reducir en el consumo de agua. Esto puedes hacerlo de muchas formas. Poniendo sistema de riego para las plantas. Cambiando el baño por la ducha y cerrando el grifo cuando nos enjabonamos. Fregar con el tapón puesto en el fregadero. Usar lavavajillas solo cuando esté lleno y las cosas de gran tamaño las fregamos a mano para tener más capacidad en el lavavajillas. No dejar el grifo correr cuando no lo usamos por ejemplo para lavarnos los dientes o la cara.

+ Unir todas las letras en una o quitarse algunas letras del tirón para que no generen más gastos.

+ Vender cosas que no usas en tu día a día y ahorrar espacio en el trastero.

+ Reciclar ropa para los peques. Normalmente los niños no desgastan mucho la ropa, sobretodo de pequeños, reciclar la ropa de amigos o familiares te hará más llevadero el cambio de temporada.

+ Aprender a reparar cosas para no llamar a los profesionales constantemente, youtube es tu mayor fuente de información para reparar lo que necesites, desde arreglar el termo, la lavadora o lavavajillas hasta cambiar la pantalla al móvil.

+ Existen diferentes situaciones desde las que partir, puede ser que tengas una empresa que depende mucho de ti, mi recomendación es que te pongas en manos de un coach con experiencia en finanzas y te ayude en un par de sesiones a establecer un plan de acción con tu economía familiar y posteriormente te ayude a delegar para liberarte de ciertas tareas que acaban consumiendo el tiempo que deberías estar de dedicando a la familia.

3. Ampliar las fuentes de Rendimiento.

Hay personas que compaginan su trabajo con otras fuentes de rendimiento. Pueden por ejemplo invertir en unas oficinas, pisos o casas que después puedes alquilar, crear una página Web donde ofrecer tus servicios como freelancer (haciendo lo mismo que haces ahora pero siendo tu propio jefe) o poner en marcha un proyecto propio… Existen muchas opciones para ampliar las entradas de dinero en casa a parte del trabajo, puedes desde alquilar tu coche los fines de semana, a escribir artículos para bloggers. Todo depende de las ganas que tengas de construir una familia con valores y a la que quieres por encima de todo.

Hay muchas personas que optan por hacerse autónomo y pasan de tener un jefe a tener tantos jefes como clientes. Nosotros hemos pasado por diferentes fases y sabemos de la importancia de poner límites a nuestro trabajo o proyecto. En el siguiente punto te explico, pero te avanzo que debes poner límites horarios (es el gran problema de los autónomos y empresarios).

Cada vez conocemos a personas con la mente más abierta a aumentar las fuentes de rendimiento y algunos acaban cambiando su vida y economía para siempre. Da miedo salir de dónde estamos, a veces puede que estemos incómodos, pero el miedo a lo desconocido nos supera.

Pautas para Conciliar si Trabajas desde Casa

Notas importantes o pautas que debes tener en cuenta si practicas la conciliación familiar y trabajas desde casa, cómo no morir en el intento:

1- Dedica tiempo a sentirte bien por la mañana antes de trabajar. Levántate temprano para aprovechar el día y conseguir que tu jornada laboral acabe a medio día.

Hacer ejercicio, darte una ducha, hacer tu rutina de limpieza facial, lavar los dientes, dedicar tiempo a ponerte guapa,… entonces estarás lista o listo para levantar a los peques y preparar un rico desayuno saludable. Prepararte y dedicar tiempo a los niños es súper importante. Crearás una onda súper positiva en tu hogar. Por el contrario ponerte a trabajar con lo primero que te pongas porque tienes prisa, parar para vestir y dar un deficiente desayuno a los niños e ir corriendo al cole, hará que no te sientas tan productiva y créeme, después de varios días puedes entrar en un bucle de negatividad.

2- Trabaja en tu rincón o espacio preparado con todo lo que necesitas. Si vas a necesitar grabar videos, debes crear un espacio con cosas estratégicas para dar una visual bonita, relajante y con mensajes positivos. Evita el desorden.

3- Crea listas. Las listas me acompañan desde que estaba en el instituto, en la universidad, en mi trabajo en certificación, en el trabajo como formadora digital… y ahora como mamá no iba a ser menos jeje. Siempre tengo una libreta con listas de cosas pendientes para no olvidar nada. Te lo recomiendo, cuando tienes varios hijos, una vida familiar activa, un trabajo con tantos detalles y con cantidad de clientes, te va a ayudar  y mucho. Los folios se pierden, olvidar algo importante te puede hacer perder atención con tus clientes. Algo que también uso diariamente, bueno, Yo y Alejandro; usamos la agenda de Google. Nos parece muy efectiva y la tenemos compartida para saber si tenemos disponibilidad ante cualquier cita o tarea que haya que hacer.

4- Haz una parada a media mañana para tomar un batido de proteínas o un segundo desayuno saludable Para mí un ejemplo de desayuno de media mañana puede ser unos poquitos frutos secos naturales, trocitos de melón y varias lonchas de pavo.

5- Establece tus horarios y limítate a cumplirlos para disfrutar de tu familia de forma consciente.

Desde medio día desconecta y disfruta de tu familia. Si tienes apoyo de tu pareja puedes dedicar un par de horas por la tarde un par de días a la semana, pero sino, desconecta hasta la mañana siguiente. Desde el medio día llega el momento de ser padres conscientes y no estar con los niños físicamente pero tener la mente en otro sitio. Disfruta de esto, no todos los padres pueden dedicar tiempo a sus hijos. Si te quedas sin recursos mira mi artículo: 150 juegos y actividades para entretener a los peques.

Contribuye a que los niños no vean tele en exceso y no deberían ver películas de miedo u odio. Igual que no debes dedicar tiempo al móvil mientras estás con los peques. Crea hábitos de lectura,… en fin, si quieres conciliar es precisamente porque te importa mucho cuidar de primera mano a tus pequeños así que ya todo esto lo debes estar poniendo en práctica.

Disfruta de tu familia. Tener tu propio proyecto podría dedicarte todo el día, claro. Por ello lo más importante es definir el tiempo que vas a dedicar a tu proyecto y pase lo que pase seas estricta o estricto. Cuando dedicamos todo el tiempo que podemos, estamos creando carencia en la familia, no solo hablo de los niños que se van a desesperar y van a llorar para requerir tu atención, también hablo de tu pareja, si quieres sentirte apoyada o apoyado, vas a tener que ser muy disciplinada o disciplinado. Este punto es muy importante para no morir en el intento. Te lo cuento por mi propia experiencia y la de todos nuestros clientes.

6- Automatiza y Programa tu trabajo. Antes de ofrecer tus servicios online, dedica tiempo y deja preparada tu maquinaria de captación de clientes automática. Esto puede tardar un par de meses si te empeñas y vas a empezar de cero. Lo bueno es que después tendrás que dedicar poco tiempo a esta parte, dedicarás la mayor parte de tu tiempo a tus clientes y cerrar ventas con clientes. Si puedes crear unas pautas como recurso para agilizar tu trabajo con clientes y un manual donde describas cómo realizar cada tipo de tarea, te ayudará a no perderte cuando tengas distracciones, contratiempos, si necesitas que alguien te ayude o si un niño está en casa malito.

7- No permitas que te den consejos personas que nunca han trabajado en casa o han fracasado en el intento. Con el tiempo escucho más porque me siento más preparada para afrontar situaciones, pero al principio como aún no me sentía con tanta confianza en lo que estaba haciendo, me cerré a todas las opiniones externas que no me aportaban para conseguir mi objetivo. 

8- Crea la mejor versión de ti misma. Cuando tu estás en una buena onda, los demás integrantes de la familia se verán empujados o se dejarán llevar por tu buen rollo. Agradece cada día al ir a la cama. Hay personas que creen en dios, otros en el universo, o el destino… creas en lo que creas, define cuál es el éxito que quieres conseguir en tu vida y plásmalo en un panel de los sueños. Sobre una cartulina o sobre un tablón de corcho, puedes poner recortes de revistas para visualizar esos sueños. Hay personas que ven videos, otros que leen y otros que prefieren audios. Lo importante es que escuches cosas que te inspiren, te motiven, te formes. El desarrollo personal y espiritual es muy importante y tienes que ayudarte de él para convertirte en la persona que te gustaría ser.

9- Alejandro y yo tenemos el hábito de por la noche cuando ya están los niños dormidos, compartirnos las cosas buenas que nos han pasado en el día. Nosotros nos dedicamos tiempo cuando ellos duermen, o cuando los abuelos pueden quedarse con ellos. El pequeño ha dormido fuera solo un par de veces porque aún es lactante, pero ya Chloé si se va mucho de “noche de pijamas” con las primas en casa de los abuelos. Tener tiempo para vosotros y realizar actividades solos os va a dar un chute de energía.

10- Haz un planing de comidas para no tener que preocuparte en pensar qué hacer de comer y dedica las tardes o los fines de semana a hacer la compra. Yo hago limpieza general y la compra los viernes por la tarde o sábados por las mañanas. Intento todos los días mantener orden y limpieza dentro de lo posible ya que con niños no se puede tener todo perfecto. Si tienes a alguien que te ayude con la limpieza, mejor. Esto te ayudará a despreocuparte de limpieza, ropa sucia, lavadora, plancha… Esto te libera. Depende del tamaño de tu familia y casa, pero con 3 días por semana en mi casa sería suficiente.

Dedicar tiempo a la familia es imprescindible para crear valores, amor, relaciones sanas, el futuro de tus hijos depende de ti.  Si te ha resultado esclarecedor y te ha ayudado, coméntame. Me encantaría saber de ti y cómo te ayudó. ¡Gracias a todossss por leerme!

¡Suscríbete y Accede a nuestra MasterClass Gratuita!

Los 10 Principios para Emprender con Éxito

Emprendimiento | Educación Financiera | Desarrollo del Potencial Humano

¡Ya asistieron más de 1.200 Empresarios al Vivo en Sevilla!

Suscripción

“Los 10 Principios para emprender con Exito” es un Entrenamiento Especializado para personas que quieren hacer un Cambio Real, personas normales que quieren avanzar en su crecimiento personal, profesional y económico.

ARTÍCULOS MÁS VISITADOS:

7 Claves para analizar tu Web con Google Analytics

7 Claves para analizar tu Web con Google Analytics

Muchos negocios crean una web, tienen redes sociales, incluso puede que trabajen la parte digital, pero no saben cómo analizar la efectividad de su trabajo. ¡Esto se acabó! Con Google Analytics, una aplicación de Google gratuita, vamos a analizar nuestra Web.

leer más